id="por-que-mi-cachorro-respira-rapido-mientras-duerme" style="visibility: hidden;" class="bclastemplate-article">
Cart ()
cload

GUARANTEED SAFE & SECURE CHECKOUT

Envío gratis

¿Tiene alguna pregunta?

Lunes a viernes de 9 a. m. a 5 p. m. (EST)

+19013007447

Customer support

Mon-Fri 10am-4pm (EST)

¿Por qué mi cachorro respira rápido mientras duerme?

noviembre 17, 2023 0 comments

Nos encanta observar a nuestras mascotas durmiendo plácidamente después de un día lleno de energía. Sin embargo, si nota que su cachorro respira rápidamente mientras duerme, lo que le preocupa, podría preguntarse: ¿la respiración rápida en los cachorros es motivo de preocupación? ¿Es normal? ¿Deberías preocuparte?

Comprender las razones detrás de la respiración acelerada de su cachorro durante el sueño es crucial para garantizar su bienestar. Existen numerosas razones detrás de esto y muchas de ellas son perfectamente normales. Como nuevo dueño de un cachorro, es completamente comprensible sentirse estresado y ansioso al intentar comprender el comportamiento de su cachorro.

Detectar la respiración rápida en su cachorro es una tarea desafiante. Su pequeño tamaño, especialmente en determinadas razas, puede dificultar discernir si su respiración durante el sueño es más rápida de lo habitual.

cachorro respirando rápido mientras duerme

Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse, ya que le brindaremos consejos útiles sobre cómo controlar la frecuencia respiratoria de su cachorro para garantizar su bienestar. Además, a continuación, profundizaremos en por qué los cachorros suelen respirar rápidamente mientras duermen y ofreceremos información para comprender las etapas naturales del sueño de un perro. Para que pueda brindar la mejor atención a su querida mascota.

Respiración rápida durante el sueño en cachorros: ¿están bien?

En numerosos casos, se considera normal que los cachorros respiren más rápido durante el sueño. Sin embargo, esto no implica que deban exhibir constantemente una respiración rápida o pesada durante todo el tiempo que dure el sueño. Además, las respiraciones rápidas ocasionales pueden indicar un problema médico subyacente potencialmente grave.

Un veterinario con un pomerania

Por lo general, los períodos cortos de respiración rápida durante el sueño se consideran normales y no deberían causar preocupación excesiva a los dueños de mascotas. Sin embargo, existen factores específicos que se deben observar, especialmente si este patrón se repite constantemente cada vez que su cachorro duerme o persiste durante más de unos pocos minutos.

Es importante comprender el motivo de la respiración rápida durante el sueño.

¿Por qué mi cachorro respira rápido mientras duerme?

Los cachorros tienen naturalmente una frecuencia respiratoria más alta, incluso en reposo, en comparación con los perros adultos. En promedio, los cachorros respiran aproximadamente entre 15 y 40 veces por minuto, mientras que los perros adultos suelen respirar entre 10 y 30 veces por minuto. Este mayor ritmo de respiración en los cachorros más jóvenes es esencial debido a su fase de crecimiento, lo que requiere un metabolismo más alto y, en consecuencia, un mayor consumo de oxígeno que los perros más grandes y completamente desarrollados.

Para garantizar una evaluación precisa, los propietarios deben confirmar que sus cachorros estén dormidos antes de evaluar sus patrones de respiración. Si bien algunas razones para una respiración más rápida son perfectamente normales y no representan motivo de preocupación, otras pueden requerir atención veterinaria.

En primer lugar, descubramos las razones seguras de la respiración rápida de un cachorro durante el sueño:

Esfuerzo

El motivo más frecuente por el que los cachorros respiran rápidamente mientras duermen es después de una sesión de ejercicio físico o juego. Sus cuerpos necesitan oxígeno para recuperarse, lo que lleva a una respiración más rápida hasta que se repone el oxígeno en la sangre. Por lo general, este patrón de respiración rápida debería disminuir dentro de los primeros 15 minutos después de que su cachorro se duerma.

Calor

Es posible que su cachorro respire más rápido durante el sueño debido a que siente calor. Esto puede suceder si el clima es cálido, si optan por descansar en un lugar cálido y soleado o si se han esforzado excesivamente. Los cachorros pueden sobrecalentarse rápidamente y potencialmente sufrir un golpe de calor, una afección grave. Si sospecha que su cachorro tiene demasiado calor, tome medidas para enfriarlo. Puede ser útil colocarlos cerca de un ventilador o una ventana abierta con una brisa refrescante, apagar las fuentes de calor y alejarlos de la luz solar directa. También es aconsejable proporcionar agua fresca y fresca. En tales situaciones se pueden observar respiración rápida y jadeo, mecanismos de enfriamiento naturales para los caninos.

Estado de sueño

Su cachorro puede presentar una respiración más rápida debido a que está soñando. Al igual que los humanos, los caninos experimentan el sueño REM y tienen sueños. Esto puede provocar una elevación de su frecuencia cardíaca y respiratoria. Durante un sueño intenso, algunos cachorros pueden mostrar signos adicionales junto con el aumento de la frecuencia respiratoria. Pueden producir sonidos como gemidos, ladridos, llantos o aullidos suaves. Algunos incluso pueden exhibir movimientos mientras duermen, imitando actividades como correr, jugar o hacer pantomimas.

Sentimientos de ansiedad, miedo o estrés

Los cachorros pueden pasar por momentos de miedo y ansiedad desencadenados por diversas circunstancias, como encontrarse con algo nuevo, como una visita al veterinario o adaptarse a un nuevo entorno. Estos estados emocionales intensos hacen que el cuerpo libere mayores niveles de cortisol, lo que provoca un aumento de la frecuencia cardíaca. Por lo general, esta respuesta inducida por el estrés disminuye relativamente rápido una vez que los cachorros se han aclimatado y se sienten seguros en su entorno.

Sin embargo, existen causas peligrosas por las que un cachorro respira rápido mientras duerme:

Deshidración

El jadeo excesivo y la respiración rápida, pesada y superficial sirven como indicios de deshidratación canina. Otros síntomas incluyen sequedad de boca, encías y nariz, disminución de la actividad, respuestas más lentas, reducción de la concentración mental, deterioro del equilibrio, frecuencia cardíaca elevada, comportamiento ansioso, apariencia letárgica, membranas mucosas pegajosas, disminución de la producción de orina y orina oscura y con fuerte olor.

Esta lista no es exhaustiva. La deshidratación también puede provocar afecciones como hipotensión, shock hipovolémico y alteración de la conciencia. La deshidratación plantea un riesgo importante y requiere atención inmediata. Los cachorros son particularmente susceptibles a la deshidratación debido a los desafíos que implica fomentar una ingesta adecuada de agua y mantener sus niveles de hidratación.

Malestar físico o dolor

Los cachorros son propensos a lesionarse fácilmente mientras navegan por la novedad del mundo que los rodea. Ocasionalmente, la respiración rápida y más audible puede deberse al dolor. El dolor puede surgir debido a una lesión o un problema médico subyacente. Esté atento a indicadores como hinchazón, irritación de la piel, cojera o lamido excesivo de una pata o extremidad. Examine a su cachorro para detectar cualquier signo de lesión o sensibilidad. Comuníquese con su veterinario para determinar si es necesario un examen. Si su perro parece tener un dolor intenso, trate de buscar atención veterinaria inmediata.

Problemas respiratorios

Lamentablemente, los cachorros jóvenes son propensos a diversas enfermedades respiratorias debido a su sistema inmunológico en desarrollo, que no es tan robusto como el de los perros adultos. Esto los hace más vulnerables a enfermedades como tos de las perreras, influenza, bronquitis, neumonía, infecciones respiratorias y problemas similares. En consecuencia, los cachorros pueden respirar más rápidamente mientras luchan por adquirir suficiente oxígeno.

Cuando un cachorro no se encuentra bien, a menudo muestra síntomas adicionales como secreción nasal u ocular, babeo, letargo y reducción del apetito. Si observa estos síntomas sumado a una respiración acelerada, es recomendable contactar a su veterinario lo antes posible.

Cardiopatía

Los problemas relacionados con el corazón, como enfermedades o defectos cardíacos, pueden provocar un aumento de la frecuencia respiratoria. Los defectos cardíacos congénitos y la insuficiencia cardíaca congestiva son ejemplos de afecciones que pueden provocar una respiración más rápida. Estas son condiciones muy críticas que requieren intervención médica.

Anemia

La anemia, caracterizada por un recuento bajo de glóbulos rojos, puede deberse a causas como una infestación parasitaria o una infección grave por parvovirus canino. Los cachorros anémicos pueden presentar una respiración acelerada debido a que sus cuerpos trabajan más para hacer circular el oxígeno. Los signos adicionales de anemia incluyen encías de color azul pálido, letargo y temperatura corporal reducida. En tales casos, es imperativa la atención médica inmediata.

disnea

La disnea se refiere a una respiración difícil y laboriosa a menudo asociada con la acumulación de líquido en los pulmones, acompañada de un aumento de la frecuencia respiratoria.

Hernia de diafragma

Una hernia diafragmática, un defecto congénito, ocurre cuando los órganos abdominales ejercen presión sobre los pulmones debido a un desarrollo inadecuado. Esto provoca una respiración agitada y rápida, que se nota más allá del simple sueño. Los propietarios pueden observar latidos cardíacos irregulares y requieren tratamiento, generalmente mediante corrección quirúrgica.

Diferentes etapas de los patrones de sueño de tu cachorro

Comprender los patrones de sueño de tu cachorro es fundamental para su bienestar. Los cachorros, al igual que los humanos, pasan por varias etapas de sueño a medida que crecen. Inicialmente, los cachorros recién nacidos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, hasta 22 horas al día, a medida que sus cuerpos se desarrollan rápidamente. A medida que maduran, los cachorros tienden a dormir por períodos más cortos, pero aún necesitan un descanso sustancial. Alrededor de los 3 a 6 meses, comienzan a consolidar su sueño en períodos nocturnos más largos, asemejándose a patrones más parecidos a los de los adultos. Cuando llegan al año, la mayoría de los cachorros establecen rutinas de sueño constantes, normalmente durmiendo entre 12 y 14 horas al día. Ser consciente de estos patrones de sueño en evolución puede ayudar a brindarle el cuidado y el entorno adecuados a su cachorro en crecimiento.

Cachorro durmiendo

Por lo tanto, los perros suelen dedicar alrededor del 20% de su día a actividades vigorosas, alrededor del 30% a permanecer despiertos pero sedentarios y aproximadamente el 50% a dormir. Su ciclo de sueño se parece mucho al nuestro, aunque a un ritmo más rápido, pasando por cada fase varias veces durante la noche: alrededor de 20 ciclos de sueño en comparación con nuestros 4 o 5. Durante la fase inicial, conocida como NREM (movimiento ocular no rápido) Mientras duerme, su perro duerme ligeramente, con una respiración profunda y constante, un movimiento mínimo y una disminución gradual de la frecuencia cardíaca y la presión arterial. En la fase REM posterior, que comienza aproximadamente después de diez minutos, los perros pueden contraerse, emitir ruidos suaves y respirar más intensamente durante los sueños. Molestar a un perro durante el sueño REM puede provocar una confusión momentánea y un posible comportamiento reactivo. Durante su descanso, los perros oscilan entre estos ciclos y a menudo muestran signos notables durante su fase REM, como se describió anteriormente.

Cuándo contactar a su veterinario acerca de la respiración rápida de su cachorro

Aunque la respiración rápida suele ser benigna, puede estar relacionada con diversas afecciones médicas, que van desde menores hasta que potencialmente requieren atención inmediata. Por lo general, los signos y síntomas que lo acompañan se manifestarán si la respiración rápida de su perro está relacionada con un problema médico.

Nos gustaría brindarle algunas afecciones médicas comunes que pueden causar un aumento de la frecuencia respiratoria en su cachorro. Sin embargo, esta recopilación no es exhaustiva y no debe sustituir un examen veterinario exhaustivo:

  1. Parálisis laríngea:

Ocurre cuando los pequeños músculos de la garganta de su mascota, llamados colgajos laríngeos, no funcionan bien. Estos músculos ayudan a comer, beber y respirar, al igual que en los humanos. Pero si hay problemas con los nervios que los controlan, estos músculos no pueden moverse correctamente. Cuando no se mueven lo suficiente, a su mascota le resultará más difícil llevar suficiente aire a sus pulmones. Esto hace que su cachorro respire con más dificultad. En los perros más jóvenes, este problema suele deberse a una lesión en el cuello. Pero en los perros mayores, la causa no siempre está clara. Esté atento a signos como respiración ruidosa, cambios en el ladrido de su cachorro y problemas para respirar después de correr o jugar mucho.

  1. Tráquea colapsada:

La tráquea, o tráquea, es como un tubo grande que ayuda a los perros a respirar. A veces, en perros mayores o en determinadas razas como pomerania o chihuahua, las partes rígidas de este tubo pueden volverse más blandas. Cuando esto sucede, al perro le resulta complicado respirar con normalidad.

  1. Problemas respiratorios debido a infecciones:

Las infecciones simples pueden dificultar la respiración, especialmente cuando afectan los pulmones. Si un germen, como una bacteria o un virus, se instala en la tráquea, es posible que no le moleste demasiado respirar. Pero si pasa a los pulmones, su perro podría comenzar a jadear mucho para respirar más aire.

  1. Sentirse demasiado caliente:

Los perros no pueden refrescarse como los humanos porque no sudan mucho. Cuando hace mucho calor, jadean para relajarse. Pero cuando hace demasiado calor durante demasiado tiempo, como más de 106 grados Fahrenheit, podrían enfermarse. Busque jadeos intensos, confusión, vómitos o cambios en el color de las encías.

  1. Problemas del corazón:

Al igual que los humanos, los perros pueden tener problemas cardíacos. Cuando su corazón no funciona bien, es posible que respiren con dificultad para compensar la falta de aire. Si su perro tiene problemas cardíacos, es posible que tenga dificultades para hacer ejercicio o desarrollar tos.

  1. Sufriendo o sintiéndose mal:

Si un cachorro siente dolor o no se siente bien por algún motivo, es posible que empiece a respirar con más dificultad. Los perros son bastante buenos ocultando el dolor, por lo que puede que no sea obvio. Cosas como la artritis o el dolor de muelas pueden hacer que respiren más rápido.

Otros problemas respiratorios:

Hay cosas más pequeñas que pueden hacer que su perro respire rápido, como el asma o la tos de las perreras. El asma en perros es poco común, pero puede deberse a alergias que causan tos o sibilancias. La tos de las perreras es común en lugares con muchos perros y provoca secreción nasal, tos y cansancio.

Si está preocupado o ansioso por la respiración de su perro, es una buena idea hablar con su veterinario.

Aunque hemos hablado antes de algunas afecciones y sus signos, es mejor comunicarse con su veterinario si detecta estos signos en su cachorro:

  • Se ven pálidos, con encías rojas o azuladas;
  • No quieren comer mucho;
  • Están muy cansados ​​y no tienen ganas de jugar ni de moverse;
  • Su respiración parece realmente dura y difícil;
  • Respiran con la boca abierta, incluso cuando están en reposo.

Si su veterinario se siente preocupado, revisará a su cachorro por completo. Esto les ayuda a determinar si su mascota tiene algún problema de salud que le cause problemas respiratorios y de dónde podrían provenir esos problemas.


Older Post Newer Post