id="por-que-los-perros-se-muerden-las-patas-y-como-ayudarlos" style="visibility: hidden;" class="bclastemplate-article">
Cart ()
cload

GUARANTEED SAFE & SECURE CHECKOUT

Envío gratis

¿Tiene alguna pregunta?

Lunes a viernes de 9 a. m. a 5 p. m. (EST)

+19013007447

Customer support

Mon-Fri 10am-4pm (EST)

Por qué los perros se muerden las patas y cómo ayudarlos

enero 02, 2024 0 comments

¿Tu amigo peludo muestra signos de malestar? Rascarse, lamerse o mordisquearse las patas puede ser un espectáculo angustioso, pero no te preocupes: ¡no estás solo en este viaje! Únase a nosotros mientras nos sumergimos en el misterio detrás de este comportamiento, revelando las razones por las que nuestros queridos perros se muerden las patas.

Pero eso no es todo: estamos aquí para brindarle consejos prácticos para brindar alivio a sus compañeros de cuatro patas. Estén atentos a las opiniones de los expertos sobre cómo mantener esas preciosas patas y garantizar la comodidad de su cachorro.

¿Por qué los perros se muerden las patas? Identificando a los culpables

¿Alguna vez pillaste a tu perro mordiéndose las patas y te preguntaste: "¿Qué está pasando allí?" ¿Y qué hay detrás de este peculiar comportamiento? Exploremos los posibles desencadenantes y revelemos a los culpables detrás de esas incesantes sesiones de morderse las patas.

Lesiones en las patas

  • Quemaduras: Las almohadillas sensibles de las patas pueden sufrir quemaduras con superficies calientes como el pavimento, provocando molestias que llevan a masticar.
  • Objetos atascados en las patas: Al igual que algo se nos atasca en el zapato, varios objetos pueden alojarse en las patas de un perro, provocando dolor e irritación.
  • Uñas demasiado grandes y lesiones en las uñas de los pies: Las uñas largas pueden curvarse y crecer hacia la pata, lo que provoca dolor y posibles infecciones.

Congelación o quemaduras contra el hielo

Jugar en climas fríos puede plantear desafíos para las patas desprotegidas, lo que provoca problemas como congelación, cortes e irritación debido a los productos antihielo.

Parásitos e infecciones

  • Pulgas y garrapatas: estos conocidos parásitos pueden causar estragos en la piel de un perro, provocando picazón y provocando que muerda las patas.
  • Infecciones bacterianas y por hongos: varias bacterias y hongos pueden provocar infecciones de la piel, que a menudo surgen como un problema secundario a problemas subyacentes como las alergias.
  • Tiña: una infección por hongos que causa lesiones rojas circulares en la piel, lo que provoca malestar y masticación de las patas.
  • Ácaros: Pequeñas criaturas que se transfieren fácilmente entre perros, provocando picazón y la formación de pequeños bultos.

Dolor y malestar

Articulaciones y músculos: los perros, al igual que los humanos, pueden recurrir a lamer o masticar para aliviar el dolor en las articulaciones o los músculos. Esto podría estar asociado con el envejecimiento o afecciones como la artritis.

Comprender el comportamiento de su perro

A veces, la causa de morderse las patas tiene su origen en el comportamiento de su perro. Considere los siguientes factores:

  1. Aburrimiento: La falta de estimulación mental o física puede provocar aburrimiento y, posteriormente, morderse las patas.
  2. Ansiedad: Los factores estresantes, como los ruidos fuertes o estar separado del dueño, pueden provocar que se muerda la pata inducida por la ansiedad.
  3. Estrés: Al igual que la ansiedad, el estrés puede llevar a los perros a calmarse lamiéndose o mordiéndose las patas.

Cómo evitar que los perros se laman y muerdan las patas

Si ha descartado algún problema médico grave, considere estas soluciones holísticas para abordar el problema de que su perro se muerda las patas:

  1. Medicamentos: busque orientación de su veterinario sobre inyecciones o esteroides para controlar las alergias u opte por aerosoles medicinales para combatir infecciones fúngicas o bacterianas. Los controles periódicos y las medidas preventivas pueden ayudar a mantener a raya las plagas.
  2. Remedios Naturales: Profundiza en opciones naturales como el vinagre de manzana, reconocido por sus propiedades antimicrobianas y antifúngicas.
  3. Entrenamiento de comportamiento: colabore con un entrenador de comportamiento de perros profesional para abordar el estrés o la ansiedad al masticar las patas. Mantenimiento de la higiene: adopte prácticas de higiene regulares para prevenir problemas de manera proactiva, fomentando la salud general de las patas.
  4. Solución de collar electrónico: proteja la piel de su perro contra lamidos y mordiscos excesivos con un collar electrónico , una medida de protección sencilla pero eficaz.
  5. Pawious Chews para apoyo inmunológico: Eleve el bienestar de su perro con el apoyo digestivo integral de Pawious.

Estos masticables abordan problemas digestivos comunes y promueven un intestino sano:

  • Apoyo digestivo integral: aborde los problemas digestivos comunes como la diarrea y el estreñimiento con una mezcla cuidadosamente seleccionada de probióticos.
  • Alivio para la picazón en la piel y lamer las patas: combate las alergias estacionales y alivia las molestias asociadas con lamer las patas y la picazón en la piel.
  • Refuerzo del sistema inmunológico: fortalezca el sistema inmunológico de su mascota con probióticos, garantizando cuidados esenciales para una vida vibrante.
  • Ingredientes naturales: aproveche los beneficios de los ingredientes naturales que mejoran la digestión y fortalecen el sistema inmunológico a través de enzimas digestivas esenciales.

Abordar la masticación de patas de manera integral garantiza el bienestar integral de su perro, promoviendo una vida feliz y saludable.

Determinar cuándo buscar atención veterinaria para su perro

Como dueños responsables de mascotas, es fundamental reconocer las señales que indican cuándo su cachorro muerde las patas y necesita atención veterinaria profesional. Si bien los chequeos de rutina son parte del mantenimiento del bienestar de su perro, ciertas situaciones requieren una intervención médica inmediata. Estos son indicadores clave de que es hora de programar una visita al veterinario:

  • Masticar persistentemente las patas: si su perro continúa mordiéndose o lamiéndose las patas en exceso, podría ser un signo de problemas subyacentes como alergias, infecciones o lesiones.
  • Letargo inexplicable: una falta repentina de energía o entusiasmo en su perro puede indicar un problema de salud subyacente que requiere una evaluación inmediata por parte de un veterinario.
  • Variaciones en los patrones de alimentación: Los cambios notables en el apetito de su perro, ya sea que haya un aumento o una disminución repentinos, pueden indicar diversos problemas de salud que justifican un examen profesional.
  • Problemas digestivos persistentes: la diarrea persistente, los vómitos o cualquier irregularidad en las deposiciones de su perro pueden indicar problemas gastrointestinales que deben ser tratados por un veterinario.
  • Dificultades respiratorias: la dificultad para respirar, la tos o las sibilancias pueden ser signos de problemas respiratorios u otros problemas de salud que requieren atención veterinaria inmediata.
  • Signos visibles de dolor: si su perro muestra signos de malestar, como cojera, lloriqueo o renuencia a ser tocado, es fundamental consultar con un veterinario para identificar y abordar la fuente del dolor.
  • Pérdida de peso inexplicable: una pérdida de peso significativa e inexplicable en su perro podría ser indicativa de una condición de salud subyacente, y la evaluación de un veterinario es esencial para determinar la causa.
  • Problemas de la piel y el pelaje: Los problemas persistentes de la piel, como enrojecimiento, hinchazón, caída del cabello o la presencia de bultos y protuberancias, pueden ser indicativos de problemas dermatológicos que requieren diagnóstico y tratamiento profesional.
  • Cambios de comportamiento: cualquier cambio repentino de comportamiento, incluido un aumento de la agresión, la ansiedad o los signos de angustia, justifica una visita al veterinario para descartar causas médicas.
  • Dificultad para orinar o defecar: la dificultad para orinar o defecar, los intentos frecuentes sin éxito o los signos de dolor durante estas actividades requieren atención inmediata para evaluar y abordar posibles problemas urinarios o gastrointestinales.

Vigilar de cerca el bienestar de su amigo peludo es clave para la detección temprana y el tratamiento de posibles problemas. Comprender las razones detrás de que su perro muerda las patas es el paso inicial para brindarle la atención que merece. Ya sea abordando problemas médicos, abordando matices de comportamiento o implementando medidas preventivas, asegurémonos de que su bola de pelo disfrute de una vida libre de molestias relacionadas con las patas.

Si bien los controles veterinarios periódicos son imprescindibles, estar atento a las señales de advertencia le permitirá tomar medidas rápidas para la salud de su mascota. En caso de duda, su veterinario es su fuente de referencia para garantizar la mejor atención para su amado perro.


Older Post Newer Post