id="como-detener-las-mordeduras-de-cachorros-y-entrenar-la-inhibicion-de-l" style="visibility: hidden;" class="bclastemplate-article">
Cart ()
cload

GUARANTEED SAFE & SECURE CHECKOUT

Envío gratis

¿Tiene alguna pregunta?

Lunes a viernes de 9 a. m. a 5 p. m. (EST)

+19013007447

Customer support

Mon-Fri 10am-4pm (EST)

Cómo detener las mordeduras de cachorros y entrenar la inhibición de las mordeduras

noviembre 13, 2023 0 comments

Todos los cachorros son lindos y divertidos hagan lo que hagan, pero a veces hacen algo que puede resultar un poco doloroso: ¡muerden! Puede resultar molesto y frustrante. Además, nuestros cachorros no sólo pueden morder a alguien sino también masticar. Por ejemplo, muchos dueños de perros se quejan de que su cachorro ha mordido el sofá. Por lo tanto, mantenga la calma y no permita que estas acciones arruinen los límites y las relaciones entre usted y su amigo peludo. Es importante prestar la debida atención a la sesión de entrenamiento con su cachorro. Enséñele a su cachorro algunos buenos modales y podrá enseñarle a dejar de morder. Se trata de enseñarles algo llamado "inhibición de mordidas". En este artículo, te mostraremos cómo hacer precisamente eso, ¡y será fácil y divertido tanto para ti como para tu amigo peludo!

Sin embargo, antes de comenzar esta aventura de modales para cachorros, debemos comprender que masticar y morder son comportamientos típicos de los perros. Por lo tanto, es fundamental brindarles a nuestros perros amplias oportunidades para realizar estas acciones de manera segura y adecuada. Para evitar que su perro mastique elementos que usted preferiría que evitara y para evitar que le muerda los dedos de las manos y de los pies y otras partes del cuerpo, es importante establecer pautas claras sobre lo que puede masticar.

Cómo dejar de morder a un cachorro

Cómo evitar que un cachorro muerda

Una de las formas más útiles es intentar enseñarle a su cachorro a inhibir las mordeduras.

Dominar el arte de controlar la fuerza de su mordida es una habilidad crucial que todos los perros deben aprender. Puede haber situaciones en las que un perro, por dolor o miedo, pueda colocar su boca sobre una persona u otro ser. Sin embargo, si han adquirido inhibición de las mordidas, saben que no deben ejercer una presión fuerte. Durante las interacciones lúdicas, los cachorros se mordisquean instintivamente unos a otros. Si un cachorro muerde demasiado fuerte durante estas interacciones con su madre o sus compañeros de camada, el otro perro suele responder con un fuerte aullido, enviando un mensaje claro: "¡Ay, eso duele!".

Dependiendo de cada perro, también puedes inculcar este comportamiento emitiendo un agudo "¡ay!" sonido en respuesta a su mordida. Sin embargo, es importante tener cuidado, ya que en el caso de ciertos cachorros, esto puede agitarlos aún más y aumentar la probabilidad de que muerdan más. En tales situaciones, es una mejor estrategia darse la vuelta silenciosamente, alejarse o colocar suavemente al cachorro en su jaula durante unos minutos para ayudarlo a calmarse. Si retrocede, no olvide recompensar a su perro con una golosina y algunos elogios verbales.

Además, algunos dueños de perros optan por usar un spray amargo o collares electrónicos para disuadir a los cachorros de masticar y morder objetos.

¿Por qué me muerde mi cachorro?

Los cachorros tienen aproximadamente 28 dientes pequeños y afilados que a menudo tienen una fascinación peculiar con los dedos de las manos o de los pies. Si bien los adiestradores de perros se refieren a esto como "juego de morder", puede ser molesto e incluso doloroso cuando tu adorable cachorro parece no ser más que dientes. Sin embargo, este comportamiento es muy típico durante la dentición del cachorro, una etapa fundamental de su desarrollo. La buena noticia es que con unos sencillos pasos, que describimos a continuación, puedes entrenar a tu cachorro para que crezca y supere este comportamiento.

Además, morder puede deberse al mismo motivo que masticar. Los perros y cachorros usan la boca para explorar y jugar, un comportamiento comúnmente conocido como "mover la boca". Este comportamiento es especialmente prominente cuando les están saliendo los dientes, que generalmente dura hasta que alcanzan los siete meses de edad. El desafío surge cuando redirigen su masticación hacia nosotros o nuestras posesiones. Masticar artículos inapropiados puede suponer riesgos para su seguridad y puede dañarnos o dañar nuestras preciadas pertenencias sin querer.

Es fundamental entender que no se dan cuenta de que están haciendo algo mal. Su instinto es masticar porque les proporciona una sensación placentera. Además, podrían recurrir a la masticación como mecanismo de afrontamiento para aliviar el estrés durante situaciones difíciles.

Cómo dejar de morder a un cachorro

Después de considerar estos hechos, podrías pensar en la otra pregunta.

¿Cuánto dura la mordedura de un cachorro?

Las mordeduras generalmente comienzan cuando los cachorros tienen entre 2 y 3 semanas de edad y continúan mientras exploran su entorno e interactúan con sus compañeros de camada. Sin embargo, la intensidad y frecuencia de las mordeduras de un cachorro pueden variar de un perro a otro.

Morder a los cachorros es una parte crucial de su desarrollo, ya que les ayuda a aprender a inhibir las mordeduras, que es la capacidad de controlar la fuerza de su mordida. Esta habilidad es importante ya que garantiza que no causen daño a los humanos ni a otros perros durante el juego o cuando tienen dolor o miedo.

La duración de la mordedura de un cachorro depende en gran medida de la raza y el temperamento individual del perro. En general, la mayoría de los cachorros comienzan a superar este comportamiento entre los 4 y 6 meses de edad. A esta edad, por lo general han aprendido a controlar la fuerza de su mordida y tienen dientes más parecidos a los de los adultos, que son menos afilados. Sin embargo, si su cachorro continúa mordiendo cuando tiene más de 6 meses, podría considerar consultar al veterinario o al adiestrador de perros, o comprar un collar de adiestramiento electrónico, que es bastante eficaz en el adiestramiento.

El entrenamiento y la socialización adecuados desempeñan un papel importante a la hora de acelerar el proceso de reducción de las mordeduras de cachorros. Fomentar el juego positivo y enseñarle a inhibir las mordeduras mediante la redirección y el refuerzo positivo puede ayudar a su cachorro a desarrollar un buen control de las mordeduras.

Recuerde que la paciencia y la constancia son claves a la hora de lidiar con las mordeduras de un cachorro. Es una etapa esencial en su desarrollo y, con la orientación adecuada, madurarán y se convertirán en perros adultos amables y de buen comportamiento. Si le preocupa el comportamiento de mordida de su cachorro, consulte con un adiestrador de perros profesional o un veterinario para obtener orientación adicional.

Las formas de conseguir que un cachorro deje de morder

Enséñele a su cachorro que morder provoca el final del tiempo de juego.

Si su cachorro muerde durante el juego, debe quedar claro que el tiempo de juego concluye inmediatamente, sin excepciones. Sorprendentemente, gritarle o reprender físicamente a tu cachorro también sirve como forma de refuerzo. Les transmite que morder provoca una respuesta de su parte, que entra en la categoría de castigo positivo. Potencialmente, esto puede hacer que sientan aprensión por ser manipulados. En lugar de ello, transmita el mensaje de que morder no produce resultados positivos.

Ofrécele a tu cachorro un objeto alternativo para masticar.

Tener un juguete masticable para cachorros disponible es una buena práctica, ya que le permitirá predecir las tendencias de morder y reemplazar su mano o muebles con el juguete. Este enfoque comunica eficazmente a los cachorros lo que pueden morder o masticar. Si comienza a mordisquearte los dedos de las manos o de los pies durante el juego, preséntale un juguete como alternativa adecuada.

Además, si el mordisco persiste, finalice la sesión de juego de inmediato. Alternativamente, si has estado trabajando para enseñarle a tu cachorro a sentarse, puedes redirigir su atención indicándole que se siente y recompensándolo con un juguete.

Evite el salto juguetón

Si su cachorro salta hacia sus piernas o pies mientras camina, un comportamiento juguetón común de un cachorro es sostener una golosina de alto valor cerca de su pierna mientras camina. Este enfoque ayuda al cachorro a aprender a caminar tranquilamente a tu lado, y es la misma técnica que se utiliza cuando se le enseña a un cachorro a caminar con una correa.

Implementar un tiempo de espera

Coloque a su cachorro suavemente en su jaula para brindarle la oportunidad de calmarse y evitar más mordeduras. Es fundamental asegurarse de que no asocien la jaula con un castigo, así que mantenga una conducta tranquila. Una vez que el cachorro se haya calmado, podrás liberarlo de la jaula.

Ofrezca un momento de tranquilidad o un descanso para ir al baño.

En ocasiones, un cachorro que muerde puede estar demasiado cansado. Es posible que les convenga pasar un tiempo en un espacio tranquilo o en su jaula para tomar una siesta. En otras situaciones, es posible que necesiten ir al baño o simplemente tengan hambre o sed.

Gastar parte de su energía.

Si su cachorro continúa mordiendo persistentemente, incluso después de haber sustituido un juguete varias veces, es posible que simplemente necesite liberar parte de su exceso de energía física o mental. Llévelos al patio y obsérvelos mientras corren y juegan.

Reforzar los comportamientos deseados

Es importante recordar que cuando tu cachorro está tranquilo y se porta bien, debes utilizar un refuerzo positivo, como decirle "buen perro", ofrecerle una pequeña golosina o darle una suave palmadita. Esto les ayudará a comprender qué comportamientos son deseables y les animará a seguir comportándose de esa manera.

Nunca recurras al castigo físico.

Bajo ninguna circunstancia debes recurrir a golpes o castigos físicos a tu perro. Si el comportamiento de morder de su mascota parece tener sus raíces en la agresión, es recomendable consultar con un veterinario o un adiestrador de perros profesional para explorar estrategias adecuadas para controlar y modificar dicho comportamiento.

¡Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles!


Older Post Newer Post