id="como-hacer-que-tu-perro-deje-de-ladrar" style="visibility: hidden;" class="bclastemplate-article">
Cart ()
cload

GUARANTEED SAFE & SECURE CHECKOUT

Envío gratis

¿Tiene alguna pregunta?

Lunes a viernes de 9 a. m. a 5 p. m. (EST)

+19013007447

Customer support

Mon-Fri 10am-4pm (EST)

¿Cómo hacer que tu perro deje de ladrar?

noviembre 06, 2023 0 comments

Los ladridos pueden ser un gran problema para los dueños de perros. A la mayoría de los vecinos no les gusta el ruido, especialmente de noche, que perturba su sueño. Sin embargo, por la noche al menos podemos tener cierta influencia sobre el perro, pero cuando lo dejamos, puede ladrar y no podemos controlarlo y no podemos evitar que ladre. En este punto, el perro ladrará no sólo cuando escuche sonidos extraños, sino también cuando se sienta solo. Eso sí, a los vecinos que no tienen el mismo horario que el tuyo no les gusta, y empiezan a quejarse de los constantes ladridos, y por eso surgen muchos conflictos. Además, los ladridos constantes sin motivo alguno también pueden provocar un deterioro en la relación entre el perro y su dueño, así como entre los miembros de la familia.

En realidad, el ladrido es una parte ruidosa pero completamente normal de la comunicación canina. Sin embargo, ladrar sin ningún motivo no está bien y puede tener un impacto negativo en tu vida. Es importante actuar temprano para evitar que los ladridos comunes o sus causas se conviertan en algo más grave.

Los mejores consejos para que tu perro deje de ladrar

Reducir y prevenir los ladridos de su perro consiste en comprender por qué ladra en primer lugar. Cuando averigües qué quieren cuando ladran, podrás ayudarles a conseguirlo de una forma más tranquila y silenciosa. A veces, incluso es posible realizar cambios en el espacio vital de tu perro para que no sienta la necesidad de ladrar. Por lo tanto, trate de pensar en la razón que puede molestarlo o estresarlo o confundirlo. Además, es importante que su perro se sienta cómodo en su lugar para dormir y en casa. También hemos preparado algunos consejos sobre cómo reducir los ladridos.

Aquí tienes algunos consejos para que tu perro ladre menos, y son muy importantes:

Consejo 1.

Intenta no regañar a tu perro cuando ladra, aunque pueda resultar molesto. Gritarles puede hacer que se sientan ansiosos o confundidos acerca de usted. Incluso podría hacerlos ladrar más porque están preocupados o confundidos. Algunos perros podrían pensar que te estás uniendo y haciendo ruido con ellos.

Consejo 2.

Si tu perro ladra porque tiene miedo, debes evitar las cosas que le dan miedo tanto como puedas. Por ejemplo, si le ladran a las personas que pasan por una ventana, tápala para que no puedan ver el exterior. Si ladra porque tiene miedo de estar solo, intenta no dejarlo solo con demasiada frecuencia. Tal vez piense en contratar un cuidador de mascotas o un paseador de perros para que les haga compañía. Algunos perros asustados pueden necesitar la ayuda de un experto en comportamiento canino para descubrir qué les asusta y hacerlos sentir mejor.

Consejo 3.

Enséñele a su perro mejores formas de decirle lo que quiere sin ladrar. Por ejemplo, si ladra para hacer que otro perro se vaya, enséñele que estar tranquilo y silencioso puede funcionar igual de bien. Los perros no pueden ladrar y olfatear al mismo tiempo, así que llama su atención en el suelo con algunas golosinas deliciosas en lugar de ladrar. Si hace esto con regularidad, aprenderá que ignorar las cosas en silencio es una buena manera de conseguir lo que quiere.

Consejo 4.

Mantenga a su perro activo y comprometido. A veces los perros ladran porque están aburridos y no hacen suficiente ejercicio físico o mental. Asegúrate de pasar tiempo de calidad jugando y haciendo cosas con tu perro todos los días. Darles cosas divertidas para hacer evitará que se aburran y ambos se divertirán muchísimo.

Consejo 5.

No recompenses a tu perro por ladrar. En su lugar, recompénselo cuando esté callado. Si tu perro ladra a la hora de comer, no le des comida hasta que deje de ladrar. Planifica con anticipación y dales un juguete cuando estés preparando la comida. Si ladra para que juegues con él, intenta ignorarlo por un momento. Aléjate de tu perro o sal de la habitación y haz otra cosa. Cuando estén tranquilos, coge un juguete e invítalos a jugar. Esa es una gran recompensa por estar callado.

Ah, y aquí tienes un consejo adicional.

También puedes considerar usar un collar antiladridos. Este dispositivo puede ayudarle no solo a reducir los ladridos, sino que también puede dejar de ladrar. Hay diferentes tipos de estos dispositivos en el mercado, por lo que seguramente encontrarás uno que se adapte a tu cachorro. Son bastante efectivos y no arruinarán el banco. ¡Es una situación beneficiosa para ti y tu amigo peludo! Entonces, si está pensando en temas como:

  • ¿Cómo hacer que un perro deje de ladrar?
  • ¿Cómo evitar que tu perro ladre por las tardes o por la noche?
  • Cómo evitar que el perro ladre a todo.

Intente seguir los consejos anteriores y piense en la posibilidad de adquirir el collar antiladridos. Ofrecen la posibilidad de elegir entre modo de choque o vibración. Un collar antiladridos para perros produce algo llamado "estático", no una fuerte descarga eléctrica. Esta "corrección estática" ocurre entre los pequeños puntos del collar, como una máquina TENS que podría usar un fisioterapeuta.

Los collares antiladridos de buena calidad suelen tener un elemento de seguridad que les impide corregir demasiado al perro. Se aseguran de que sea seguro para su perro. Además, muchos modelos, como ya hemos comentado, te permiten elegir entre el modo de choque y un modo de vibración más suave.

¿Cómo evitar que tu perro ladre demasiado?

Para resumir todo y responder a la pregunta de cómo evitar que tu perro ladre demasiado, intenta evitarle estrés y piensa en lo que puede provocar que ladre. Además, aunque pueda resultar difícil, intenta no gritarle al perro cuando ladre, ignora los ladridos, ya que algunos perros pueden percibirlo como un momento de juego y empezar a ladrar más fuerte.

También podría valer la pena informar a tus vecinos que los ladridos pueden empeorar antes de mejorar (y tal vez dejarles una caja de chocolates para endulzar el trato), para que estén preparados. Esto puede suceder porque si de repente comienzas a ignorar los ladridos de tu perro, es posible que se confunda más y ladre aún más fuerte para llamar tu atención como antes.

Si eso sucede, mantén la calma y muéstrale mucho amor y atención cuando deje de ladrar. Deben comprender que estar callados les proporciona la recompensa que desean.

Sigue haciendo esto todo el tiempo porque si cedes y respondes a sus ladridos, aunque sea una sola vez, aprenderá a seguir haciéndolo y se esforzará aún más.

Como alternativa, también puedes probar con un collar antiladridos para perros. No es muy caro, pero es bastante eficaz. Asegúrate de leer las reseñas y elegir la que sea mejor para ti y tu amigo peludo.

¿Por qué ladran los perros?

Los perros ladran por diversos motivos. Utilizan los ladridos para comunicarse, expresar sus necesidades y reaccionar ante su entorno. Aquí hay algunas razones comunes por las que los perros ladran:

  1. Alerta: Los perros a menudo ladran para alertar a sus dueños sobre algo inusual o potencialmente amenazante, como un extraño que se acerca a la casa.
  2. Alegría: a veces, los perros ladran cuando están emocionados y quieren jugar o interactuar con sus dueños.
  3. Ansiedad o Miedo: Los perros pueden ladrar cuando se sienten ansiosos o asustados, como forma de protegerse o buscar consuelo.
  4. Soledad: Cuando los perros se quedan solos o se sienten aislados, pueden ladrar para combatir sus sentimientos de soledad.
  5. Comportamiento territorial: los perros pueden ser territoriales y ladrar para marcar su territorio o advertir a otros animales que se mantengan alejados.
  6. Buscando atención: los perros pueden ladrar para llamar la atención de su dueño o cuando quieren algo, como comida, agua o un paseo.
  7. Aburrimiento: Ladrar puede ser un signo de aburrimiento y los perros pueden usarlo como una forma de aliviar su inquietud.
  8. Malestar o dolor: los perros que sienten dolor o malestar pueden ladrar para transmitir su angustia.
  9. Hábito o entrenamiento: A veces, el ladrido se convierte en un hábito o los perros son entrenados para ladrar cuando se les ordena.

Comprender el motivo del ladrido de un perro es esencial para abordar el problema de manera adecuada y garantizar una mascota y unos vecinos felices, saludables y con buen comportamiento.


Older Post Newer Post